miércoles, 25 de febrero de 2015

No te aguantes


* por Olga Carmona


La otra noche mientras preparaba la cena, mi hija me cuenta que  una niña de su clase había pedido ir al baño y se retrasó mucho en volver. La profesora, un poco alarmada, pidió a otra niña que fuera a ver que pasaba y ésta la encontró tumbada en el suelo del baño, durmiendo. 

Mi hija concluye: “eso está fatal mamá, eso está fatal, hay que aguantarse, hay que aguantarse el sueño, las ganas de ir hacer pis, el hambre… hay que aguantarse”.

Este jodido aprendizaje social que ella trajo a casa, incuestionado, definitivo, me hizo saltar las alarmas y me quedé pensando…La llamé y le dije: No, no te aguantes.

No aprendas con seis años a aguantar, a ir en contra de ti misma.

No cedas pedazos de ti por mandatos sociales que te agreden.

No aguantes hoy porque si lo aprendes, si lo normalizas, si te lo crees, mañana estarás dispuesta a aguantar a un marido que no te ama y cuida como mereces, a un jefe que te falta al respeto, a un amigo que te invade, a un novio que te ningunea, a un trabajo que no te hace feliz, a un hijo que te levanta la voz, a una madre que te dice lo que tienes que hacer… aguantarás al mundo y  sus reclamos en tu espalda y te volverás pequeña y te dolerá vivir.

Yo te engendré libre, te gesté libre y te estoy criando para que no aguantes al mundo.

Si la vida tiene algún sentido ese tiene que ver con el placer y con el amor, poco más.


No aprendas a quedarte para el final, a callarte para evitar nada, no aprendas, sobre todo, a aguantar el dolor. Ningún dolor. Pelea para combatirlo y cambiarlo.

No te aguantes mi amor, no te aguantes. Grita tu necesidad y tu derecho. Grita para que te oigan todos, para que sepan que estás dispuesta y convencida a no dejar que los otros decidan cuando y de qué tienes ganas.

Tu escribes tu historia, trata de que que sea en primera persona del singular y que el motor sea siempre el amor, hacia los otros, hacia una profesión, hacia una pasión, hacia ti.

Olga Carmona




10 comentarios:

  1. Estoy completamente de acuerdo!
    Por desgracia yo aprendí a aguantar y aunque me queje al final aguanto.
    Es cierto, me da mucha pena decirlo pero me duele vivir..llega un momento que no sabes quién eres.

    ResponderEliminar
  2. Emocionante...tan lógico y a la vez tan difícil...gracias por poner las palabras Olga.

    ResponderEliminar
  3. Quizá esa niña, hubiera necesitado dormirse antes. Que sus padres hubieran estado pendientes de ella y aprender a intuir sus necesidades, no exclusivamente sus deseos, porque en ocasiones lo que necesitas y lo que quieres están en desacuerdo. Quizá en algún momento de su vida, los niños deben aprender que para convivir hay que respetar unas normas sociales. Que para que se les respete, deben respetar ellos también , que a pesar de sus ganas de hablar, deben aguantarse esas ganas para respetar al compañero que tiene el turno de palabra, que si no lo hacen estan mermando las libertades del prójimo. No estoy diciendo que se les ninguneen, ni que aguanten de todo, pero quizá, un día, quieran agradecer que se les educara en el respeto y la tolerancia, no sólo en sus necesidades, si no en el amor a uno mismo y a los demás. Sólo digo, quizá algún día esos niños pisoteen las necesidades de esas madres tan entregadas y prevalezcan sus ganas respecto al cariño y al amor, porque,oye:"no te aguantes nada"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo... es obvio que no has captado la esencia ni el mensaje del post. No se trata de una apología del "no te aguantes nada", ni mucho menos. Y tus planteamientos sobre el respeto y la convivencia y las libertades son bastante de perogrullo. Obvias. Haces un juicio de valor sobre esas "madres tan entregadas" suponiendo que soy una de ellas, cuando en realidad te falta toda la información. Tus palabras destilan un sutil tufo a resentimiento. En ningún momento del post se plantea un "no te aguantes nada" y sin embargo se apuesta todo el tiempo por priorizar el amor a los otros y a sí mismo. Pero si eso es lo que has entendido de este texto, por algo será. Cada uno filtra la realidad y la ve del color con el que ve la vida.

      Eliminar
    2. Si Olga con toda la razón del mundo. Incuestionable visión para que más de un adulto empiece a comprender que el niño es un niño y no un objeto manipulable y por lo tanto merece un respeto en sus derechos que sean conducidos a mejorar una sociedad actual carente de valores. Mucho se habla que el verdadero Arte se encuentra en ellos y poco se dice o se hace del trato recibido de muchos adultos subidos a una peana en lugar del suelo para estar más cerca de ellos. Un abrazo

      Eliminar
  4. Palabras sabias y reales, nos enseñan a aniquilar nuestra voluntad y nos convierten en objetos manejable.... Y después del tiempo cuando verdaderamente maduras y ya todo te da igual, te asalta la pregunta de porque? Mereció la pena

    ResponderEliminar
  5. Totalmente Olga, debemos desarrollar nuestra personalidad sin ese jodido aprendizaje social al que estamos sometidos, porque es la única forma de conocernos, de ser fuertes y de aprender a respetase a uno mismo para luego poder respetar a los demás y hacer que te respeten. Aprender a quererte y valorarte para luego dar amor.Hay mucha gente que por aguantarse vive reprimida para contentar a los demás...pero puedes contentar a alguien si realmente tu no eres feliz?

    ResponderEliminar
  6. Totalmente Olga, debemos desarrollar nuestra personalidad sin ese jodido aprendizaje social al que estamos sometidos, porque es la única forma de conocernos, de ser fuertes y de aprender a respetase a uno mismo para luego poder respetar a los demás y hacer que te respeten. Aprender a quererte y valorarte para luego dar amor.Hay mucha gente que por aguantarse vive reprimida para contentar a los demás...pero puedes contentar a alguien si realmente tu no eres feliz?

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos tu comentario!
Será visible tras su lectura por el moderador.

Buscar en este blog