sábado, 28 de enero de 2012

El otro nacimiento

 *Por Alejandro Busto Castelli



Estoy sentado en una incómoda silla de hospital
Hace mil segundos, solté tu mano fría y temblorosa
Quise decirte que te amaba.
Quise gritarte que me iría contigo si tú nos dejabas.
No pude.

Afuera, nuestro mundo espera una nueva vida. Sólo una.
Aquí, desordenado y tembloroso, aún no se que nacen dos cuando nace otro.
Ellos tampoco.

Reviso apresurado nuestra historia y tengo frío.
De pronto creo en Dios y le percibo a punto de hacernos daño.
Siento que nos lo ha hecho cada vez que ha querido.
Grabo cada escena de las últimas horas con prisa
Todavía me dueles y entonces te lloro.

sábado, 14 de enero de 2012

El legado

 por Alejandro Busto Castelli*


"A juzgar por las tres letras en rojo M…A…L, que ella puso debajo de mi solución, mi autoestima supo enseguida que su solución era también la correcta.
Aún faltaba el broche de oro, el golpe definitivo a mi recién estrenada libertad. La solución de la maestra se parecía sospechosamente….a la de mi padre, tu abuelo."



Nicolás, en esta carta abierta te dejo mi legado.

Son algunas de las cosas que aprendí.
Son algunas de las cosas que te quiero enseñar.

Siendo un niño, a una edad cualquiera, cierta vez quise tener razón.

El dilema era sencillo. Resolver un cotidiano problema de geometría para la escuela.

Como muchas veces en mi vida encontré al problema una solución.
Como muchas otras veces el problema resultó tener, más de una solución.

Buscar en este blog